Una obra médica llena de amor

Foto: wikipedia2017

Doctor José María Benítez, un aragüeño ejemplar.

Existe esa medicina para servir al prójimo donde más que un título y una bata blanca es el espíritu, la vocación. Muchos personajes en Aragua nacieron con esa entrega y esta vez queremos resaltar a un ciudadano emblemático y ejemplo a seguir por las nuevas generaciones.

El memorable José María Benítez nació en La Victoria, estado Aragua. Inició estudios en su tierra natal y los culminó en Caracas, se graduó de bachiller en artes y posteriormente se especializó en medicina, hizo pasantías y se integró entre los miembros de la facultad de medicina. Como sanitarista propuso alternativas para acabar, evitar y combatir las epidemias de cólera; a su vez se desempeñaba como botánico y con ambos conocimientos logró darle un enfoque e incluir nuevos aspectos hacia la sanación de enfermedades. Sin embargo, sentía necesidad de volver a su ciudad y dejar grandes soluciones por lo que regresó para seguir en pie con el desarrollo de su profesión.

Este gran ser humano a través de su trayectoria sirvió de motivo para asignar su nombre al hospital más grande en la ciudad de La Victoria. Benítez fue un hombre de gran valor, investigador, a pesar de ser de una época donde no existían tantos recursos, se destacó y dejó un impecable legado.

Aragua Mágica

Mariafernanda Urrieta

Pasante de Comunicación Social UBA